MB Sport Academy - BLOG

Prof. Matias Benitez, Especialista en entrenamiento al aire libre.

Fundador y Director de MB SPORT y MB SPORT ACADEMY.

12 de julio de 2021.


Se empieza por motivación, se continúa por hábito y se lo mantiene como un estilo de vida.

Es muy común que tus alumnos pongan excusas para no continuar las clases (sobre todo aquellos que no tienen el hábito de entrenar regularmente) y aún más teniendo en cuenta que la mayoría son no deportistas.

"Tengo mucho trabajo" "Hace frío y me da fiaca" "Se me está complicando pero ya me voy a acomodar" son frases que solemos escuchar a menudo.

Es por eso que este tema es un factor importante a la hora de poder mantener la adherencia en el tiempo con nuestra gente. Un recurso para aminorar estas excusas es MOTIVAR.

Motivar NO necesariamente significa arengar (dale, venite...no faltes, etc). La arenga es parte de la motivación pero la motivación es mucho más que eso.

Motivar es impulsar a alguien o a nosotros mismos a realizar una acción.

Como entrenadores tenemos que motivar a las personas a que empiecen su práctica deportiva o que continúen esos hábitos saludables. Ya que si los continúan en el tiempo van a poder observar los cambios en la mejora de la salud, la estética y el rendimiento. Y en nuestro caso vamos a poder trabajar con muchos alumnos.

Existen 3 tipos de motivación

Deci y Ryan hablan de 3 tipos de motivaciones:

  1. Desmotivación.

  2. Intrínseca.

  3. Extrínseca.

La desmotivación es la ausencia de motivación (la persona no quiere o no le interesa entrenar).

La motivación intrínseca es aquella que provocó que la persona comience con su entrenamiento, nace en ella y está asociada a satisfacer deseos no materiales: entrenar para sentirse bien, saludable, etc.

La motivación extrínseca es aquella que provocó que la persona comience con su entrenamiento pero tiene fuerte relación con “el qué dirán”, es decir, está sujeta a estímulos externos o incentivos. Es muy inestable ya que no depende de nuestro alumno, sino de otras personas y la valoración que realicen de ellos.

¿Y qué hacemos con todo esto? ¿Cómo hago que mi alumno siga motivado y no deje?

Tenemos que recordar cuál fue la decisión por la que empezó nuestro alumno (si es motivación intrínseca o extrínseca) y motivarlo a partir de ahí.

Si Juancito empezó las clases para no sentir más dolor de cuello, podemos preguntarle cómo está de esa molestia, si aflojó un poco o no.

Si quería bajar de peso y lo vemos más flaco, preguntarle cómo viene con la dieta y felicitarlo, preguntarle si volvió a ir al nutricionista, etc.

Si quería correr una carrera podemos armarle un plan para que haga por su cuenta mientras entrena en nuestras clases como complemento a ese objetivo. A la vez que semana a semana realizamos un feedback para saber como vienen esos entrenamientos de Running.

Motivar no es solo arengar, siempre existe un trasfondo de por qué empiezan y por qué continúan..

Tenemos que identificar eso y trabajar a partir de ahí.Esto también es motivación y en muchos casosla llave que abre el cofre de la ADHERENCIA AL EJERCICIO FÍSICO.

We use cookies to improve your experience and to help us understand how you use our site. Please refer to our cookie notice and privacy policy for more information regarding cookies and other third-party tracking that may be enabled.

Created with
Mailchimp Freddie Badge
Instagram icon

© 2021 MB Sport Academy